67

Nº 67 El Vencejo (II)

3,50

En este segundo cuadernos dedicado al vencejo se relata cómo cría el vencejo en  colonias, debajo de las tejas, en huecos de persianas y grietas de los edificios. Aunque vayan pasando los años, la pareja de vencejos (que permanace unida durante toda la vida), regresa al mismo nido, uno de los pocos sitios donde se posan durante toda su existencia.

Categoría: Etiqueta:

Descripción del producto

Los vencejos están adaptados a alimentarse de insectos voladores. Durante los periodos de escasez causados por las lluvias intenas, pueden recorrer largas distancias en busca de alimentos, incluso cientos de kilómetros, para capturar insectos al vuelo, especialmente moscas, pequeños escarabajos y polillas. El vencejo se alimenta de ese “plancton” aéreo formado por millones de minúsculos insectos arrastrados por las corrientes cálidas o el mismo viento. Otros insectos de mayor tamaño son también capturados al vuelo, para lo que el vencejo lleva abierta su amplia boca. Aporta diariamente más de 40.000 insectos a sus pollos.